Artritis Reumatoide, Dieta que Cura, platos principales, recetas fáciles, sanos tradiconales, sin gluten, sin lácteos, vegano, Vegetariano

Tortilla de patata vegana baja en grasa

vegan_spanish_omeletteEsta es una receta que compartí en el taller de tupper saludable de principios de Octubre. No tiene ningún secreto y el ingrediente más extraño que vas a encontrar es la harina de garbanzo, así que puedes hacerla fácilmente y sorprender a los más exigentes y tradicionales en cuanto a tortilla de patatas se refiere.

La magia de esta tortilla no es sólo que sea vegana, sino también que estamos evitando la cantidad de aceite (normalmente refinadísimo y de mala calidad)  que se usa al freír la patata de la receta original. Es muy importante incluir grasas en la dieta, pero siempre de buena calidad y de fuentes adecuadas, pero ¿Cuáles son esas grasas?

Fuentes de grasa de buena calidad

  • Frutos secos y semillas (y sus derivados): harinas (coco rallado) y pastas tipo tahine, crema de almendras o avellanas. Frutos secos más típicos: almendra, anacardo, avellana, nueces, nueces de macadam, cocos de brasil, también el cacahuete (aunque es una legumbre). Semillas como el sésamo, el lino, la chía, las semillas de calabaza o de girasol…
  • Aceites de buena calidad: de oliva, de coco, de girasol, sésamo, cáñamo, lino, aguacate,… Lo importante es que todos estos aceites sean de primera presión en frío. Los aceites de semillas son menos termoestables que los de oliva y coco, es decir, se oxidan y degradan  a menor temperatura, por eso te aconsejo que no cocines con ellos. Esa costumbre de freír en aceite de girasol es bastante desaconsejable, lo ideal es usar el aceite de girasol (siempre de primera presión en frío) para ensaladas o cualquier receta que no necesite demasiada temperatura.
  • Aguacate y coco: muy ricos en grasas de buena calidad, pero no hay que abusar demasiado.
  • Productos animales: evitaremos la grasa proveniente de la carne roja y carnes de mala calidad como los embutidos. Destacaremos los lípidos que vienen del pescado azul (omega 3) y de la yema del huevo.

Después de este mini repaso, supongo que habrás adivinado que el poco aceite que vamos a usar en nuestra tortilla será aceite de oliva o de coco. =)

Es ideal para los niños, para llevar de picnic, de tupper, para una fiesta con amigos o simplemente para darte un capricho. Además, es Fase 3 friendly, perfecta si estás siguiendo la Dieta que cura.

Espero que la disfrutes!

Tortilla de patata vegana y al horno

INGREDIENTES

  • 4-5 patatas
  • 1 cebolla
  • 1 taza de harina de garbanzo
  • Aproximadamente una taza de agua filtrada
  • 1 cucharada de postre de ajo en polvo
  • 1/4 de perejil fresco picado
  • 1/2 cucharada de postre de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada de postre de sal marina sin refinar (o al gusto)
  • 2 cucharadas sopera de aceite de oliva virgen extra o aceite de coco

PREPARACIÓN

Enciende el horno a 180º y con ayuda de una mandolina corta las patatas en láminas finas de unos 3-5 mm de grosor. Aprovecha para cortar la cebolla también a láminas.

tortill_patata_vegana

En una bandeja de horno protegida con papel encerado coloca las láminas de patata sin amontonarlas demasiado. Añade un poco de sal y aproximadamente una cucharada de aceite de oliva y mete la bandeja en el horno bajando la temperatura a 160º durante unos 20 minutos. ¡Vigila que no se queme! Si tu horno es muy potente, reduce un poco la temperatura e incluso tapa las patatas con otro papel encerado para que puedan cocerse sin tostarse.

tortill_patatas_sin_grasa-copy

Mientras, en un bol añade la harina de garbanzo, la cúrcuma y el ajo en polvo y mezcla bien, añade el agua y con ayuda de la batidora de mano mezcla bien para que no se formen grumos. La consistencia tiene que ser un poco más espesa que la del huevo batido, ¡sólo un poco!  Si ves que pasados unos minutos la mezcla se espesa, corrige añadiendo un poquito de agua.

tortill_patatas_vegana

Pasados 20 minutos, retira la bandeja del horno y añade las láminas de cebolla sobre las patatas. Vuelve a meter la bandeja y hornea por 20 minutos más sin tapar (baja un poco la temperatura del horno si es necesario para que no se tueste mucho) Cuando esté listo, añade las patatas y la cebolla a la mezcla de harina de garbanzo, tal y como harías con una tortilla con huevo, añade también el perejil picado y corrige de sal si es necesario.

tortilla_sin_huevo

Calienta una cucharada de aceite de coco u oliva en una sartén y añade la mezcla. Al principio remeuve un poco para que se vaya cocinando la harina de garbanzo, ha de cocerse bien para que el sabor cambie. Luego deja que se cocine por un lado y gira la tortilla con  ayuda de un plato, deja que se dore por el otro lado y ¡voilà! tortilla deliciosa, vegana, baja en grasa, rica en hidratos de carbono  de buena calidad y en proteínas de alto valor biológico.

tortilla_de_patatas_vegana

Dieta que Cura, recetas fáciles, Recetas para la artritis, Sin gluten, Vegano, Vegetariano

Veggie burgers fáciles

Hoy vengo con una receta súper fácil y súper económica. Prometo que no tienes que usar ninguna fruta recolectada en un árbol milenario de un acantilado del Amazonas, ni una baya que sólo crece 3 días al año en un poblado africano. Hoy puedes hacer estas hamburguesas vegetarianas con ingredientes (casi) normales que tengas en tu despensa. 😀

Y hablo de recetas fáciles porque ya sé que a veces me complico la vida y, de rebote, os la medio complico a vosotros. Al menos a la hora de ir a comprar o de organizarse en la cocina. Aunque intento compensarlo con listas de la compra saludables  que puedes descargar, imprimir y colgar en tu nevera o guías de tiendas en Barcelona para comprar productos sanos, sé que a veces me decís que mis recetas llevan cosas raras… y es VERDAD.

Siento deciros que en algunas ocasiones, como cuando quieres tratar alguna patología con la dieta, hay que tirar de alimentos poco comunes que tienen la capacidad de limpiar, regenerar, sanar… Aunque seguro que algunos ya os van sonando: fermentados, rejuvelac, kimchi… A veces me río porque en vez de ingredientes para una receta, parece que estemos preparando una pócima de bruja de cuento… Pata de rana, ojo de tritón…. ¡Ui no! ¡estas cosas no que no son vaganas! Bueno, bromas a parte, sé que para algunos puede ser fácil y para otros puede sonar a chino, por eso hoy dedico esta receta a todos los que, con todo el cariño, os habéis quejado de mis extravagancias a la hora de cocinar. Para vosotros… ¡hamburguesas vegetarianas súper fáciles!

recetas_vegetarianas_faciles

Estas hamburguesas son muy sencillas y nutritivas, ya que por la combinación de legumbre y cereal, son proteína completa, proteína de alto valor biológico. Si no te suena nada de esto que te digo, te recomiendo que consultes el post sobre proteínas vegetales. En él verás cómo conseguir proteínas de origen vegetal que le cunden al cuerpo como si fueran de origen animal, evitando toxinas, antibióticos y, de paso, crueldad contra los animales.

Antes de pasar a la receta, sólo te comento que el cereal base de estas hamburguesas es el mijo. Podríamos decir que es lo único “raro” que puedes encontrar en esta receta. Pero si te interesa la Comida Que Cura, seguro que ya te suena de algo, ¿no?. El mijo es el único cereal que es alcalinizante,  además no tiene gluten, aporta vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio. Por eso, te recomiendo mucho, mucho que incorpores el mijo en tu vida, es asequible y versátil, te encantará.

recetas_veganas

Por otro lado, aunque no es lo ideal, te cuento que, tal y como hice en esta otra receta de hamburguesas, he preparado una gran cantidad para poder congelarlas y organizar mis comidas cuando no tengo tiempo de cocinar. Es importante “comer inteligente”, si cocinar cada día no es viable para tí, organízate en la cocina para hacer esta tarea lo más llevadera posible. Así evitarás acabar comiendo cualquier cosa o optando por comer fuera sin poder elegir Comida que Cura.

Bueno, ¿hacemos ya las súper veggie burgers?

Ingredientes

(Para unas 15 hamburguesas aproximadamente)

  • 1 y 1/2 T de mijo*
  • 3/4 T de lentejas (cualquier variedad, yo usé “du puis”)
  • 4 y 1/2 T de agua
  • 1 tira de unos 3 cm de alga kombu (si no tienes no pasa nada, pero te la recomiendo)
  • 2 cebollas grandes tipo “Figueres”
  • 3 dientes de ajo
  • 2-3 zanahorias
  • 2 c.p. rasas de sal del Himalaya o sal marina no refinada
  • 1 c.p. de pimienta negra
  • 1 c.s. de tomillo
  • 1 c.s. de romero
  • 3 c.s. de orégano
  • Aceite de oliva o de coco para cocinar

*Leyenda: T= taza, c.p.=cucharada de postre, c.s.= cucharada sopera 

Preparación

La noche anterior, pon en remojo el mijo y las lentejas por separado.

Al día siguiente, escurre el agua del remojo y en una olla grande, añade las 4 tazas y media de agua, la tira de alga kombu, un poquito de sal y las lentejas. Deja hervir por unos 20 minutos y luego añade el mijo. Queremos que esta mezcla quede muy, muy cocida, que casi se transforme en una pasta, por eso buscaremos cocinarla más de la cuenta. Piensa que el mijo aumenta mucho su volumen y absorbe mucha agua, por eso te recomiendo que lo vigiles y vayas removiéndolo de vez en cuando. Con esta proporción de agua, tienes que acabar la cocción con una mezcla pastosa al cabo de unos 15-20 minutos cocinando a fuego medio. Si ves que hay que rectificar de agua, ya sabes, tú mismo gestiona el tema.

Por otro lado, en una sartén rehoga la cebolla que habrás cortado a cuadraditos no muy pequeños en un fondo de aceite de coco o aceite de oliva. Usa poco aceite, sólo lo justo para que no se pegue. Después de unos minutos añade el ajo picado y, por último, la zanahoria rallada. Cocina removiendo bien para que no se queme.

hamburguesas_vegetarianas

Una vez esté listo, toca incorporar el mijo y las lentejas a la sartén. Si quieres, retira el alga kombu (eso si la has usado). Yo lo que hago es cortarla pequeñita con las tijeras e incorporarla a la mezcla, queda totalmente camuflada. Añade también la sal, la pimienta y las especias.

Con un pisa-patatas incorpora bien todo, tal  como aparece en la foto. Tiene que quedar como una masa con “tropezones”.

Pasa la mezcla a un bol para que se temple. Mejor si puedes meter la masa en la nevera unas horas para darle más consistencia.

Cuando la masa haya enfriado, prepara las hamburguesas. En la rejilla del horno coloca un papel antiadherente, mójate un poquito las manos y forma hamburguesas no muy gruesas. A mi no me ha hecho falta untar de aceite el papel de horno, pero si ves que se te van a pegar (posiblemente es un síntoma de que tus hamburguesas tienen demasiada agua todavía) puedes pintar con un poco de aceite de oliva o coco.

recetas_vegetarianas

Mete en el horno a unos 160ºC durante unos 15 minutos, hasta que las hamburguesas queden doradas.

recetas_sanas

Si las vas a congelar (a no se que hayas invitado a un equipo de fútbol a comer seguro que sí lo harás) empaqueta individualmente tus hamburguesas luego mételas en una bolsa hermética con la fecha. Conserva en el congelador como máximo un mes.

Ya tienes la comida solucionada para un buen rato =)